14 heridos en ataque de motorizados a seguidores de Capriles en Mérida

Un total de 14 personas resultaron heridas este miércoles cuando finalizó el acto de cierre de campaña del candidato presidencial Henrique Capriles en la ciudad de Mérida.

Una vez terminó el acto de cierre de campaña del Capriles, un grupos de motorizados se hizo presente en el lugar generando zozobra en los asistente a la concentración al momento de dirigirse a sus casas.

El arzobispo metropolitano de Mérida, monseñor Baltazar Porras, fue testigo del amedrentamiento del que fueron objeto los simpatizantes de Capriles.

“Motorizados vestidos de rojo y con la cara tapada con pañuelos rojos agredían a la gente. La gente salió corriendo e incluso a algunas personas quisieron aprisionarlas con el portón de hierro que da acceso al estacionamiento del Palacio Arzobispal y las empujaron de tal manera que tumbaron el portón y el mismo cayó encima de tres personas: un padre, una profesora y un señor que estaba allí que fue el que quedó en peores condiciones y lo trasladaron al hospital”, señaló Porras.

chavistas meridaLa acción violenta se generó en algunas de las principales calles del centro de Mérida y en las salidas de la ciudad. En el sector La Milagrosa un autobús que transportaba personas que se desplazaron desde el páramo a Mérida fue atacado con botellas.

“La policía antimotín, que estaba apostada a menos de cinco metros de donde ocurrió la agresión de oficialistas a opositores, no tomó cartas en el asunto, no detuvo a los encapuchados”, agregó Porras.

El representante de la Iglesia manifestó que se le hizo el reclamo a los funcionarios policiales. “Uno de los efectivos en algún momento me hizo saber que tenían orden de no tomar ninguna medida contra los que estaban de rojo, contra los rojitos. Así mismo con esas palabras”, señaló el prelado.

Monseñor Porras llamó a los ciudadanos a no actuar de manera irracional e inconsciente y pidió respetar el pensamiento e ideología de las personas.

Exhortó a la policía de la entidad cumplir con su deber de resguardar la vida y los bienes de todos los ciudadanos por igual.

Al Hospital Universitario de los Andes de Mérida (HULA) ingresaron 14 personas heridas con objetos contundentes, algunas otras resultaron lesionadas al ser involuntariamente pisoteadas y arrastradas por quienes huían ante la amenaza de los violentos.

Leave a Reply