Cubanos del G2, quemaron los CDI en Venezuela

Uberto-Mario-PeriodistaRicardo Guanipa.- Son muchas las historias y los cuentos que ha dado el alto gobierno de Venezuela para buscar falsos culpables de la inexistente quema de los ambulatorios populares conocidos como CDI manejados por supuestos médicos cubanos enviados desde la isla, en realidad los el fuego controlado fue dirigido por la inteligencia cubana.Foto: Ex Agente de Inteligencia cubana, Uberto Mario, exiliado en Miami.

El G2, ha venido utilizando los CDI como comando central de la inteligencia cubana en los barrios, no solo para identificar a las personas desafectas al régimen, lo que es peor, para activar brigadas de respuesta inmediata para fomentar disturbios y violencia en caso de un estado de emergencia que represente la estabilidad del gobierno, tal como ocurrió el pasado 15,16 y 17 de abril.

Los agentes cubanos han utilizados a los centros asistenciales para llevar a cabo esas operaciones ilegales policiales con la protección del escudo humano, es decir, esconderse detrás de los pacientes que se encuentran recluidos en esos ambulatorios.

Fidel Castro conoció esa práctica cuando tomó por asalto el Cuartel Moncada, no era otra cosa que un centro de asistencia médica donde se encontraban decenas de pacientes que evitó que el General Batista ordenara un bombardeo y abrir fuego en contra de los guerrilleros comandados por Fidel Castro.

En ese sentido,  lo que realmente ocurrió en los CDI lunes, martes y miércoles en Venezuela,  fue la quema de documentos y archivos en manos de los agentes del G2 que pensaron que el gobierno inconstitucional de Nicolás Maduro llegaría a su fin,  por  lo que decidieron desaparecer los documentos que comprometías las actividades ilegales de la inteligencia cubana dentro de los barrios venezolanos, por eso solo hubo humo pero no daños físicos de las estructuras de los CDI.

Esto no es nada nuevo para el G2 en Venezuela, lo mismo hicieron en 11 y 12 de abril de 2002, luego que se diera a conocer en Cadena Nacional que Hugo Chávez había renunciado a la presidencia de la republica tras un breve mensaje del General en Jefe Lucas Rincón, actual embajador de Venezuela en Portugal.

Uberto Mario, alias Comandante Gato, fue enviado desde Cuba a Venezuela en el 2000 como periodista deportivo, en realidad era un agente del MININ formado en Rusia y La Habana.

Uberto, quien desertó de las filas comunistas de la inteligencia cubana desde Venezuela despues de la masacre del 11 de abril de 2002, ahora se encuentra en Miami exiliado, explicó a quien escribe esta crónica,  que el 11 y 12 de abril de 2002 “recibimos instrucciones del Embajador Otero destruir todos los documentos de inteligencia que teníamos en nuestro poder, de ahí nos fuimos a una instalación militar en Catia La Mar, la Guaira, y comenzamos a quemar todos los papeles y documentos que tenía la misión Barrio Adentro,  en general esos documentos tenían identificados a las personas adversas al gobierno, así como también aquellos información de aquellos que venían apoyando al gobierno y nuestras actividades” explico Mario en su momento.

La historia se repite, Maduro recibe desde hace años informes y reportes de inteligencia elaborados por la inteligencia cubana desde los CDI, lo mismo hiciera su antecesor y ahora fallecido Hugo Chávez quien autorizó estas operaciones dentro de los sectores populares contraria a los intereses del pueblo de Venezuela.

 

Leave a Reply