Dos sicarios de ciudadanía estadounidense narran su “trabajo” con Los Zetas

reta-zeta-cnn

(CNNMéxico)El líder del grupo criminal Los Zetas, Miguel Ángel Treviño, buscaba a jóvenes con nacionalidad estadounidense y mexicana para que pudieran cruzar la frontera sin problemas. Dos de ellos, quienes empezaron a matar cuando tenían 13 y 15 años, contaron a CNN cómo era trabajar con el narcotraficante.

 

“Conozco a este hombre y no te pedirá algo que él mismo no haría, y por eso la gente lo sigue”, dijo Rosalio Reta, quien ahora tiene 23 años y enfrenta cadena perpetua en Estados Unidos.

 

Gabriel Cardona, de 26 años, dice que formaba parte de un grupo de adolescentes estadounidenses que asesinaban a personas bajo las órdenes de Los Zetas desde Laredo, Texas, ubicado en la frontera con México.

 

“¿A cuántas personas mataste?”, preguntó CNN a Gabriel. “No tengo idea”, respondió.

 

“¿No tienes idea? ¿Perdiste la cuenta?”.

 

“Yo creo”, contestó. “Entre 20 y 30”. Cardona también cumple una pena de por vida en prisión.

 

Reta dice que conoció a Treviño en un rancho cerca de Nuevo Laredo, Tamaulipas, en el norte de México, a donde fue llevado

 

En el lugar, el joven vio cómo gente era torturada, decapitada y asesinada. Treviño se dio cuenta de la presencia de Reta y preguntó qué hacía ahí. Después, el Z-40 sometió a un hombre, le dio al joven un arma, y le dijo que lo matara.

 

“Tuve que hacerlo. ¿Qué otra opción tenía?”, dijo Reta. “Si no lo hacía, sabía que me iba a pasar a mi”.

 

“Después de eso ya no tenía vida”, agregó.

En un interrogatorio policial realizado en el 2,006 al cual tuvo acceso CNN, Reta dice otra cosa sobre los asesinatos que cometió: “Me creía supermán”. 

Ambos jóvenes, arrestados en 2005, tienen familia en ambos lados de la frontera, lo que les permitía moverse con facilidad entre ambos países y traficar desde drogas y armas hasta autos.

 

 A cambio de los asesinatos recibían entre 5,000 y 10,000 dólares, además de que tenían acceso a otros lujos, como una casa o un auto Mercedes de 70,000 dólares, según Cardona.

 

En 2010, Treviño Morales fue acusado ante una corte en Laredo, Texas, de producir e importar narcóticos en Estados Unidos, y de dirigir una organización que secuestraba, torturaba y asesinaba a integrantes de organizaciones rivales, para lo cual mantenia grupos de sicarios.

 

Según dicha acusación, Treviño Morales, quien fue detenido el pasado 15 de Julio a las afueras de Nuevo Laredo durante un operativo de la Marina, comenzó con actividades de importación de marihuana y cocaína a través de Nuevo Laredo desde 2001.

 

En esa ciudad fronteriza, la droga era empaquetada en casas compradas o rentadas por la organización, y luego enviada a Laredo, Texas, en automóviles y camiones.

Leave a Reply