El Dilema: De una Constitución por una Constituyente

Foto Raul SalazarPor: General Raúl Salazar.- Ex Ministro de la Defensa de Venezuela.- Uno de los grandes problemas legales que tiene una constitución es que depende, no solo por quien sea redactada, sino fundamentalmente por como la interprete el lector.

Venezuela, es un ejemplo de este caso donde nuestra constitución del 99 fue estudiada, montada y ejecutada a través de una constituyente y uno de los grandes problemas es que el constituyente puede tener muy buenas intensiones pero desconoce de la ley y más de lo que es la propia interpretación que se le quiera hacer.

Hay que entender que las constituciones son imperativas y todas las leyes y reglamentos que se deriven de ellas deben regirse por ella misma.

En nuestro país el dilema está en que los que gobiernan interpretan la constitución, no al pie de la letra, sino por su propio interés y de una forma hábil manifiestan cosas que no existen dándole una interpretación a su acomodo a fin de gobernar “apelando a la constitución” pero no siguiendo a la misma.

Ejemplo de esto fue el 10 de Enero, donde el presidente al no poder asumir el cargo, le corresponde asumir al presidente de la asamblea pero por complacer a aquel que no podía asumir estructuro toda una magistratura para que el control recayera en el vicepresidente.

Aquí podemos notar que lo principal de una democracia es la separación de poderes pero cuando los poderes son todos controlados por un único, la constitución no se sigue al pie de la letra sino a la conveniencia de la decisión que se vaya a tomar.

Tomando un ejemplo más amplio, la constitución de Venezuela establece un Estado Federal y Descentralizado, y cada día es más centralizado a pesar del nombre que recibe en la constitución. He ahí que podríamos decir que los venezolanos vivimos en un dilema constitucional: o es lo que dice la constitución o es la interpretación que le da el gobierno de turno para sus objetivos.

rsalazar@elhorizontenew.com

Leave a Reply