El Heat consigue 20 triunfos consecutivos

 james1LeBron James anotó 27 puntos y el Heat de Miami se convirtió en apenas el cuarto equipo en conseguir al menos 20 victorias consecutivas en una temporada, al vencer a los 76ers de Filadelfia 98-94, la noche del miércoles.

Dwyane Wade agregó 21 rayitas para un Heat, que en los últimos dos minutos de juego necesitó exigirse al máximo para frenar a los Sixers y alcanzar una gran marca en la NBA.

Sólo tres equipos han logrado sumar al menos 20 victorias consecutivas en la misma temporada: en 1971-72 los Lakers de Los Angeles con 33 triunfos; en 2007-08 los Rockets de Houston Rockets (22) y en 1970-71 los Bucks de Milwaukee Bucks (20).

Los Capitols de Washington también sumaron 20 victorias al hilo al final de la temporada de 1947-48 y al principio de la 1948-49.

Thaddeus Young aportó 24 puntos y 15 rebotes para los Sixers.

James y el Heat empiezan a darle el peso que tiene esta racha en una temporada en la que virtualmente galopan en la Conferencia Este de la NBA.

El Heat abrió una gira de cinco partidos con 8 1/2 puntos como favoritos sobre los Sixers, un equipo que se encuentra en un letargo y al que han vencido tres veces en esta racha.

El conjunto de Miami superó a Atlanta el martes para su victoria número 19, luego tomó el vuelo para Filadelfia, donde aterrizaron apenas antes de que amaneciera.

“Uno duerme cuando puede, y mientras hace el trabajo”, comentó el centro del Heat, Chris Bosh antes del partido.

Quizás la fatiga jugó un papel importante en la poca capacidad del Heat para sacarse de encima un equipo como los Sixers que no se presentan como una fuerza de peligro.

Liderados por Young, los Sixers abrieron el tercer cuarto con una atropellada de 16-8 que ayudó a cortar la desventaja a cuatro puntos. Miami vencía 71-66 al final del perído.

Los Sixers continuaron empujando en el cuarto final. Dorell Wright acertó un triple para poner la diferencia en sólo seis puntos, y luego prosiguió con un robo de balón y una clavada para cortar la diferencia a 82-78.

Los aficionados de los Sixers que habían llegado a la arena para ver un poco de historia, de pronto se encontraron gritando a favor de su equipo para que cortara la racha al Heat.

De pronto, estalló un gran ruido en la arena y empezaron los cánticos que son el himno del equipo “1-2-3-4-5-Sixers!”.

Y también se gritaba “Beat the [vence al] Heat!”. Pero no fue así y Miami salió airoso.

 

Leave a Reply