En Florida buscan prohibir el uso de aviones no tripulados

drones 2La reacción contra el uso de aviones de guerra no tripulados ha llegado a la Florida, donde los legisladores están tratando de acelerar la aprobación de un proyecto de ley para limitar su uso por parte de las autoridades locales.

“Está bien matar terroristas en Afganistán y Pakistán con aviones de guerra no tripulados”, dijo el auspiciador del proyecto de ley, el senador Joe Negrón, republicano de Stuart. “Pero no creo que debemos usarlos para vigilar las actividades de los floridanos respetuosos de la ley”.

La propuesta de Negrón, SB 92, prohibiría a las autoridades locales usar aviones de guerra no tripulados sin una orden judicial o amenaza de ataque terrorista, así como prohibir que la información recogida por aviones de guerra no tripulados se use como evidencia ante los tribunales.

Para los legisladores, se trata más bien de una medida preventiva. Solamente tres agencias policiales de la Florida tienen autorización para usar aviones de guerra no tripulados — para observar, no para disparar — y ninguna de ellas ha usado aviones de guerra no tripulados en una situación de la vida real.

El proyecto de ley de Negrón es similar a la legislación presentada en el Congreso federal por el senador Rand Paul, republicano de Kentucky, quien hizo una maniobra obstruccionista en contra de la confirmación de John Brennan como director de la CIA refiriéndose a los ataques con aviones de guerra no tripulados en el extranjero.

Los aviones de guerra no tripulados han estado en uso desde la Guerra de Vietnam War. Su tamaño varía de seis pulgadas a 246 pies, y su peso entre cuatro onzas y 25,600 libras, según la Administración Federal de Aviación (FAA), la cual regula su uso en Estados Unidos. Aunque son populares portando bombas en países extranjeros, los aviones de guerra no tripulados son además muy eficientes en la recogida de información. Se les puede instalar cámaras tan poderosas que pueden rastrear objetos a 65 millas de distancia, según análisis de personal del Senado de la Florida.

Varias agencias del gobierno federal ya han usado aviones de guerra no tripulados, incluyendo la Policía de Aduana y Fronteras de EEUU, la cual comenzó a usarlos en el 2004.

En la Florida, el Departamento de Policía de Miami-Dade fue la primera agencia de policía metropolitana en recibir permiso para operar aviones de guerra no tripulados — dos modelos Honeywell Corporation T-Hawk — hace dos años.

Los agentes de la policía del Condado Orange también tienen aprobación para operar dos aviones de guerra no tripulados, así como el Condado Polk, aunque el departamento de policía del mismo eliminó el programa aduciendo sus costos.

En febrero del 2012, el Congreso federal aprobó la Ley de Modernización y Reforma de FAA del 2012, la cual exige a la FAA que abra el espacio aéreo de la nación, de modo seguro, a los aviones de guerra no tripulados para septiembre del 2015. Pero, atizado por las protestas de Paul, las preocupaciones por los aviones de guerra no tripulados continúan creciendo. Se espera que se sometan proyectos de ley similares al de Negrón en California, Illinois, Nueva Jersey, Oregon, Missouri, Michigan, Indiana y Virginia. La oposición a los mismos ha cruzado las líneas entre los partidos y provocado alianzas inusuales que no obedecen a los tabúes de partido.

De modo que republicanos libertarios como Negrón están haciendo causa común con grupos tales como la Unión de Libertades Civiles Americanas (ACLU), la cual publicó en enero una declaración dando su apoyo al proyecto de ley por establecer “pautas sobre cómo mantener a los floridanos tanto protegidos como libres en esta nueva era”.

Una tercera comisión del Senado aprobó el proyecto de ley por unanimidad el martes. Su compañero en la Cámara, HB 119, ha sido aprobado en dos comisiones sin un solo voto en contra.

A pesar de sus alardes sobre poner mano dura a los aviones de guerra no tripulados, el proyecto de ley no toca dos áreas muy evidentes: el uso de los aviones de guerra no tripulados por parte del gobierno federal y por individuos o grupos particulares.

El martes, Jennings Depriest, estudiante de primer año de la Universidad Estatal de la Florida (FSU) y miembro del grupo College Libertarians (Libertarios Universitarios) de FSU, expresó su consternación de que el gobierno federal estuviera exento del proyecto de ley.

“¿Cómo se puede decir que está mal que nuestras autoridades estatales y locales usen use aviones de guerra no tripulados para espiar a sus ciudadanos respetuosos de la ley sin una orden judicial, y al mismo tiempo permitir que el gobierno federal esté exento del estado de derecho?”, dijo Depriest. “Los libertarios de base están indignados. La semana pasada lo vimos pasar con el senador Rand. Vamos a seguir viéndolo”.

El senador Andy Gardiner, republicano de Orlando, dijo que a él le preocupa el uso privado de los aviones de guerra no tripulados.

“Veo perfectamente a investigadores privados y al Tampa Bay Times, cualquiera, con acceso a los aviones de guerra no tripulados”, dijo Gardiner. (El Tampa Bay Times no posee ni ha usado nunca aviones de guerra no tripulados.)

Negrón dijo que él quería centrar la atención del proyecto de ley a las autoridades, pero que estaba abierto a centrarse en el uso privado en el futuro.

Además, el uso de los aviones de guerra no tripulados por las autoridades es tan restringido en la actualidad que el proyecto de ley no afecta al Departamento de Policía de Miami-Dade, dijo el teniente Aviel Sánchez.

En los dos años en que tuvo permiso para usar un avión de guerra no tripulado, sólo lo hizo para una situación de secuestro de rehenes que se había resuelto antes de que el avión de guerra no tripulado pudiera despegar. Ese fue el tiempo que demoró en conseguir la aprobación de la FAA, dijo Sánchez. Las reglas de la FAA ya prohíben al departamento usar aviones de guerra no tripulados de n oche, cerca de los rascacielos o en áreas llenas de gente.

“Nuestra preocupación con este proyecto de ley es que haría dudar a los departamentos de policía en usar esta herramienta”, dijo Sánchez. “Podría hacer que los departamentos de policía lo piensen dos veces antes de usarla”.

Leave a Reply