Mercadito de Coral Gables, productos naturales y diversión

Coral Gables

Con las notas del Concierto de Aranjuez en la guitarra era recibido el visitante/comprador en la mañana del sábado de apertura del “mercadito” (Farmers Market) de Coral Gables. Situado a la sombra de la Alcaldía (405 Biltmore Way) y de los frondosos jagüeyes del Merrick Park, esta hermosa actividad cultural y comercial ostenta este año más participantes que el pasado con nuevos establecimientos que ofrecen sus productos al curioso que va a descubrirlo o al asiduo que todos los años convierte en un ritual de invierno ir a desayunar y a hacer compras al lugar.

Aunque hay otros mercaditos diseminados por el Gran Miami, éste es el más atractivo pues los sábados, de enero a marzo, ofrece actividades diferentes y además se preocupa de presentar entretenimientos a los más chicos.

En todos los mercaditos se pueden comprar plantas, vegetales, frutas, comidas, y algunos, como el de Pinecrest, ofrecen mariscos y hasta carne de res orgánica. El de Coral Gables se destaca por la variedad de dulces finos, como los de la dulcería Kelly Family, Cao Chocolates, Cheesecake Gallery; la comida autóctona, como el guacamole o las empanadas, y especialidades como vegetales orgánicos, los productos apícolas de Miguel Bode, y cocina gourmet de firmas destacadas como DelicaCecy, Hani’s Mediterranean Organics, Laurie’s Pantry, Cocina Margot, Flavor Fusion JC Daily Bread y otros.

Los amantes de las mermeladas, jaleas, chutneystapanades contarán este año de nuevo con la legendaria Karen, de Karen Kreations, que hace que algunos viajen desde muy lejos para probar sus productos únicos, como la famosa jalea de fruto de la pasión con chardonnay. Este año a Karen le ha salido competencia con los exóticos productos de Copperpot’s, que ofrece rarezas como mantequilla de manzana, para los que se montan en el “último trend” y jalea de jalapeño para los más bravos.

Todos estos son maravillosos atractivos, pero la “base” de este mercado son sus frutas y vegetales fresquísimos que aportan distintas granjas de la región. También aquí usted puede comprar su arbolito frutal, bien un mango o bien algo más exclusivo, como un zapote negro o una jaboticaba, ya que no puede faltar en este evento la presencia del Rare Fruit Council de la Florida que ofrece frutas para comer como aguacate o carambolas y diversos árboles frutales de los menos comunes. Si usted anda buscando alguno y no lo tienen, pregunte, porque se pueden encargar.

También hay yerbas aromáticas, helechos, plantas raras recién salidas al mercado como las malangas gigantes, y no pueden faltar las orquídeas (de todos los precios) de Karma, del maravilloso StelMar Gardens y otros.

Todas las semanas, a las 8 a.m. hay clases de Tai Chi bajo los jagüeyes; a las 9 a.m., garden workshop, por expertos locales (si llueve se traslada la actividad al interior de la Alcaldía); a las 10 a.m., demostraciones culinarias para que prueben los clientes; a las 11 a.m., actividades infantiles. Pero cada sábado tiene su toque distintivo, por ejemplo, cambia el acompañamiento musical, las actividades para los niños y los temas de las clases culinarias y de jardinería.

El Farmers Market de Coral Gables sigue siendo un excelente pretexto para levantarse temprano.

Leave a Reply