Política con Mayúscula: Para entender a China (Parte II)

jose antonioPor: Politólogo  José Antonio Rodríguez.-Antes de pasar al tema de las etapas de la Revolución China, he querido profundizar un poco mas acerca de la noción de responsabilidad y de compromiso que se generó en la civilización China entre los ciudadanos y el naciente Estado Comunista.

En efecto, iendo nuevamente sobre el tema del Confucionismo, esta forma de vida hizo al Estado Chino responsable ante el pueblo por cada uno de sus actos, de ahí que los gobernantes chinos tengan un sistema de valores y una burocracia que dignificó la labor pública (Statecraft) a través del mismo sistema de valores que significó el Confucionismo.

El contenido del párrafo anterior contrasta con la realidad occidental que más allá de los valores expresados por Emile Durkheim en el Espíritu del Capitalismo y por la actuación en la  práctica de los Quakeros en la fundación de la sociedad norteamericana  de principios de 1700; nos arroja que han tenido que crearse instituciones que generen reglas, normas y que condicionen la actuación de los ciudadanos a un sistema de castigos y recompensas que no es otra cosa que la aplicación de las denominadas Leyes y las cuales han tenido que crearse para regular uno y cada uno de los aspectos que rigen la vida de los países de Occidente.

Las leyes como marco regulatorio de las actividades sociales de Occidente han servido para mucho, desde las conocidas como despóticas tipo Suráfrica durante el Apartheid hasta Leyes mas aceptadas por el rango de liberalidad en su aplicación y de las cuales hay innumerables ejemplos. Pues bien, eso no existe en China donde el marco de valores para regular la vida y sus múltiples aspectos, fue el Confucionismo.

Francis Fukuyama, en su obra  The Origins Of Political Order. From Prehuman Times to the French Revolution.  Farrar, Straus and Girous.  New York 2011, escribió que en su opinión China es un paradigma en el proceso de formación del Estado.  Para Fukuyama el desarrollo de las instituciones políticas es importante ya que el Desarrollo no es solo importante en materia económica, sino que también lo es en materia Social. Este concepto de Desarrollo a que hace mención Fukuyama no es otra cosa que un importante ejemplo que nos conduce al tema del sistema de valores que se desarrolla en China a partir del Confucionismo.

Mientras que en Occidente las claves de las leyes están asociadas a dirigir el crecimiento económico garantizando los derechos de propiedad y el cumplimiento de los contratos entre las partes; China con escasos derechos sobre la propiedad para no afirmar su inexistencia y con una ausencia total de Leyes asociadas a dirigir el crecimiento económico, ha logrado luego del triunfo de la Revolución China niveles de crecimiento económico tan altos y sostenidos de manera inquebrantable durante largos períodos de tiempo, como ningún otro país en el mundo lo ha logrado.

Resultado de esta realidad puedo preguntar: Quién no ha tenido en sus manos un corotico que diga Made in China. Con seguridad, muy poca gente podría decir que no, sin embargo damos paso a esa posibilidad para no ser exagerados.

La Revolución China triunfó en 1950. Desde ese momento hasta nuestros días podríamos establecer 3 períodos en el desarrollo de esa China que hoy puntea la economía mundial, aunque por razones políticas no quieran reconocerlo:

1952 – 1965 Fase de la Planificación Central.

1965 – 1978 Revolución Cultural

1978 a nuestros días. Reformas orientadas a la conquista de los mercados Exteriores.

 

Escribir acerca del período 1952-1965, en el cual se sentaron las bases que permitirían el crecimiento de la economía china, no es posible sin antes citar que los dos dirigentes más importantes y sobresalientes de la naciente revolución fueron Mao  Zen dong como Presidente de China y Zhou En Lai, como Premier, de quienes esbozaremos sus vidas con especial énfasis en sus carreras políticas, habida cuenta de que constituyeron la primera generación de dirigentes políticos de la Revolución.

De la misma manera, debemos hacer mención a que este fue un período caracterizado por la economía centralizada en la que el Estado Chino era el único agente económico importante y valedero en el proceso de producción de ese país, así como el hecho de que todos los factores de la producción pertenecen al Estado y el Mercado como mecanismo donde se forja la oferta y la demanda, sencillamente no existió. La economía se desarrolló por planes quinquenales.

Es importante acotar que en la fase 1952- 1965 que hemos denominado la fase de Planificación Central se realizaron dos planes quinquenales completos y se solapó un tercero en su ejecución. Hasta la fecha en mas o menos 50 años de Revolución China se han completado diez planes quinquenales.

El primer plan quinquenal fue un plan de desarrollo económico entre los años 1953 y 1957, bajo la rectoría de Zhou Enlai y Chen Yun, supervisados directamente por el Comité Central del Partido Comunista Chino. Durante este plan se definieron las reglas del juego: La economía estatal, las cooperativas y la propiedad mixta (público- privada). La construcción de infraestructura fue una de las grandes metas. Durante esta etapa China recibió ayuda soviética en la ejecución del plan económico mediante asesorías en  la colectivización de la propiedad agrícola.

Se fijó en casi un millar los proyectos grandes y pequeños que apuntaban a cambiar el modo de producción de las empresas Chinas, no importa su área de competencia. Es importante recordar en este punto que para los comunistas así como para los socialistas, lo importante en la estructura de desarrollo económico no es lo que se produce, sino como se produce.

Este primer plan quinquenal presentó varios problemas en su ejecución, las razones son muchas y variadas, no nos corresponde analizarlas aquí, sin embargo mencionaremos a modo ilustrativo algunas de ellas.  En primer lugar, la producción agrícola no se desarrolló al paso de la producción industrial. En segundo lugar, el fanatismo político llevó a los encargados de ejecutar el plan a actuar de manera inapropiada y sectaria doctrinariamente hablando, lo cual dejó huellas negativas de persecución y maltrato a miles de personas. Las secuelas de esa exacerbada presión política sobre los trabajadores se hará recurrente a lo largo de un período de tiempo mayor a dos generaciones. En tercer lugar, el aumento de inversión en la infraestructura durante 1956, hizo que China recurriera a empréstitos  que a partir de ese momento ejercieron una presión en el aumento de las erogaciones para los pagos, creando una presión casi que escandalosa sobre la estructura de desarrollo del país.

Ahora bien, quienes fueron los responsables ante los ojos de la historia de ese primer plan quinquenal?

Sin duda que mucha gente estuvo involucrada, por razones de espacio, solamente haremos mención de Mao Zen dong y Zhou En Lai, presidente y premier chino, respectivamente  para la época.

En palabras de Henry Kissinger, en su obra China pág 258 y ss, dice      … no he conocido a un personaje tan irresistible como Zhou Enlai. Bajito, elegante, con rostro expresivo y ojos luminosos, Zhou cautivaba por su excepcional inteligencia y por la capacidad de intuir los imponderables de la sicología de sus contrincantes.

Ese ser con tales atributos, nació en China en 1898, hijo de una familia pudiente que le envió a formarse en Japón, Francia, Reino Unido y Alemania antes de regresar en 1924 a la China prerrevolucionaria.

Para el año 1917 con el triunfo de la revolución Bolchevique, Zhou, al igual que Mao ya habían adoptado las ideas de Lenin que afirmaban que en Asia era más importante concentrar los esfuerzos políticos en las zonas rurales con los campesinos como actores beligerantes, que ocuparse de las ciudades para crear la necesaria élite revolucionaria.

Zhou En Lai, fue designado Primer Ministro y Ministro de Asuntos Exteriores, cargos que desempeñó por largos años al servicio de la Revolución China.

En nuestra próxima entrega ahondaremos en la figura de Mao y haremos una breve descripción de los nueves restantes planes quinquenales de desarrollo para entrar en el tema de la Revolución Cultural. (1965- 1978)

Leave a Reply