Terminó el Ultra, vuelve la calma a Miami

Ultra Music FestivalUna convergencia de acontecimientos que llenaron el Centro de Tenis de Crandon Park, Bayfront Park, las calles, los clubes y los hoteles del downtown —y más de un par de ambulancias y celdas de las cárceles— comenzó a disiparse el lunes por la mañana, al apagarse uno de los fines de semana turísticos más concurridos del año.

La Winter Music Conference y el Ultra Music Festival celebraron sus eventos finales de baile, música y luces estroboscópicas. Y los contendientes del Sony Abierto de Tenis entraron en las rondas finales del popular torneo.

Lo que queda ahora es una pregunta: ¿Lo volveremos a hacer todo el año que viene?

A Ultra, un importante impulsor del frenesí de fin de semana, se le permitió por primera vez este año extenderse a dos fines de semana. La prolongada estancia del festival en el downtown de Miami, sin embargo, fue presentada por los escépticos comisionados de la ciudad de Miami como una prueba.

No está claro si se les volverá a permitir un segundo fin de semana el año que viene.

“Quiero ver quiénes fueron rescatados (por los paramédicos) y cuántos arrestos se hicieron, y qué tipo de arrestos”, dijo el comisionado Marc Sarnoff, que representa al downtown, y que a principios de este año propuso sin éxito eliminar el segundo fin de semana de Ultra. “Quiero ver después qué efecto tuvo sobre la ciudad”.

Visto a través de la lente de la policía, los paramédicos y los políticos, los datos reunidos hasta el comienzo del domingo arrojaban algo como esto:

•  155 arrestos, la mayoría relacionados con delitos menores como intoxicación desordenada y allanamiento de propiedades.

•  Decenas de llamadas médicas, incluyendo 44 el sábado. Un portavoz de la policía dijo que sólo unas pocas fueron “de carácter grave”.

•  Una pantalla electrónica se desplomó el 14 de marzo, el día anterior a la inauguración de Ultra. Cuatro trabajadores resultaron heridos, entre ellos dos que sufrieron lesiones potencialmente mortales.

“En primer lugar, tenemos que tener en cuenta la seguridad y las quejas de los residentes. Y después tenemos que considerar el impacto económico de los dos fines de semana frente a un fin de semana”, dijo el alcalde Tomás Regalado. “Estoy seguro de que harán falta semanas para determinar lo que realmente debemos hacer en cuanto al evento del próximo año”.

Los intentos de contactar a los representantes de Ultra a través de un portavoz no tuvieron éxito.

Pero si los funcionarios de Miami necesitan semanas para determinar si el evento fue todo un éxito, los hoteleros y los entusiasmados participantes necesitaron apenas unos minutos.

“Los dos fines de semana tuvieron ofertas increíbles, es casi difícil de elegir cuál fue mejor”, dijo Josefin Betsholtz, de 21 años, mientras caminaba con entusiasmo el domingo por la noche a lo largo del congestionado Biscayne Boulevard para disfrutar del último día del festival. Su hermano de 18 años, Nils Betsholtz, de visita desde Suecia, dijo que “la gente se siente muy feliz y muy conectada entre sí por la música. Sólo hay amistad”.

Y si las decenas de miles que asistieron a cada día del festival se sintieron eufóricos por el segundo fin de semana, los hoteleros locales se sintieron igualmente complacidos de acuerdo con Wendy Kallergis, presidenta y directora ejecutiva de la Asociación de Hoteles del Miami Metropolitano y las Playas.

“Nuestros hoteles de todo Miami-Dade estuvieron muy ocupados. La mayoría estaban llenos debido a una combinación de grupos de negocios, visitantes en tránsito, las vacaciones de primavera, Ultra, y Sony Tenis”, escribió en un correo electrónico la noche del domingo.

Tal vez no todos sus huéspedes durmieron bien: Sam Querrey, competidor del torneo Sony de Tenis, le dijo a The Miami Herald que las luces estroboscópicas de Ultra “brillaban en mi hotel, así que fue difícil conciliar el sueño”. Pero muchos visitantes estuvieron despiertos hasta el amanecer, disfrutando de cualquier manera, primero en Ultra y luego en los eventos de Winter Music Conference, y en las fiestas satélite del downtown y en Miami Beach.

Tales eventos también pueden atraer a grandes cantidades de personas, y de dólares. Pregúntenle a Mel Rivera, propietario de The Vault, cuyo espectáculo del sábado por la noche con techo Diplo fue clausurado por el jefe de bomberos de Miami debido a un problema de última hora con las alarmas de incendio del local.

“Iba a ser uno de los mejores fines de semana que hubiéramos tenido desde que abrimos”, dijo Rivera.

La ciudad también canceló los eventos de un puñado de otros clubes debido a problemas con los permisos y a violaciones de los códigos, entre ellos los de Villa 221 y Electric Pickle.

Pero si hay algo en que la mayoría puede estar de acuerdo después del fin de semana, es en que el tráfico no fue tan malo como los opositores del segundo fin de semana de Ultra habían temido, y en que las decenas de miles de entusiastas que asistieron al evento no fueron tan escandalosas como las del año pasado, aunque un video de un hombre bailando desnudo se difundió como una epidemia.

“Teniendo en cuenta cuántas personas hay aquí, hasta ahora ha sido un buen evento”, dijo el capitán Scott Dean, portavoz del Cuerpo de Bomberos de Miami. “Todo el mundo está pasando un buen rato”.

Melissa Caceres, reportera de The Miami Herald, contribuyó a esta historia.

 

Leave a Reply