Venezolanos de Miami votan en Nueva Orleans

venezolanos en miamVenezolanos residentes del sur de la Florida continúan sus desplazamientos hacia el Centro electoral habilitado en la ciudad de Nueva Orleans, a pesar de los reportes de largas filas y mal tiempo.

“Si llueve, nos mojamos. Pero hay que votar”, dijo Elba Luisa Bolet, de 63 años, mientras esperaba la salida del vuelo de Aerovotar desde el Aeropuerto de Miami.

Es la segunda vez en seis meses que Bolet hace este viaje, ya que también se desplazó para votar en las elecciones del 7 de octubre del 2012, en las que resultó ganador el presidente Hugo Chávez.

Tras el fallecimiento del mandatario por complicaciones del cáncer que padecía, los venezolanos fueron convocados otra vez a las urnas para elegir a un nuevo mandatario. Esta vez el candidato de oposición Henrique Capriles se enfrenta al presidente encargado y sucesor designado de Chávez, Nicolás Maduro.

“Voto porque quiero que cambien las cosas en mi país”, dijo por su parte Jesús Santiago Figueras, de 27 años.

Ante los reportes de un fuerte temporal en Nueva Orleans que ha hecho que los votantes tengan que hacer fila en la lluvia, Figueras dice “nada nos va a detener. Estamos aquí porque queremos, lo hacemos por nuestro país”.

José Hernández, líder del opositor Comando Simón Bolívar en Miami, informó que más de 2,000 personas habían votado en el centro en Nueva Orleans para las 10 a.m., a pesar de las dificultades causadas por las malas condiciones climatológicas.

El consulado venezolano en Nueva Orleans es el recinto electoral más cercano aprobado por el Consejo Nacional Electoral de Venezuela para los votantes en el sureste de Estados Unidos porque Chávez ordenó el cierre del consulado de Miami en enero del 2012.

El cierre se produjo después de que gobierno de los EEUU expulsó a la cónsul general de Miami, Livia Acosta Noguera. Funcionarios estadounidenses no dieron ninguna razón, pero informes de los medios de comunicación la habían vinculado a una reunión relacionada con un posible ataque cibernético a los intereses de Estados Unidos.

El consulado de Venezuela en Nueva Orleans ha preparado el Centro Cívico y de Convenciones Pontchartrain para los ciudadanos de votarán en esa ciudad. Unos 20,000 venezolanos en el sureste de Estados Unidos estaban inscritos para votar en Miami.

En la tarde del sábado, más de 1,730 venezolanos partieron en 31 autobuses que recorrerán 1,728 millas (ida y vuelta) hasta Nueva Orleans para que puedan sufragar en el centro de votación más cercano.

El viaje será difícil, reconoció el sábado Ilda de Marcano, de 65 años, mientras se sumaba a la larga fila que esperaba para montarse a los buses en el J.C. Bermudez Park en Doral. “Pero es más duro lo que está pasando en Venezuela”.

Muchos de sus compañeros de viaje llevaban gorras de béisbol, camisetas y otros símbolos del candidato opositor Henrique Capriles, gobernador del estado de Miranda y opositor de Chávez en la elección presidencial del 7 de octubre.

Si había partidarios en la multitud del presidente encargado, Nicolás Maduro, elegido a dedo por Chávez como su sucesor antes de su muerte el 5 de marzo, no llevaban los símbolos rojos del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Vanessa Durán, organizadora de la caravana, dijo que 1,736 venezolanos habían pagado $75 cada uno para un asiento en uno de los 31 autobuses que partieron en el largo viaje a Nueva Orleans el sábado por la tarde, en por lo menos dos tandas.

La mayoría de los viajeros llevaba bolsas o mochilas con suministros suficientes para dos días. “Camisas limpias, ropa interior y mentas para el aliento”, dijo el empleado bancario Jorge Ramírez, de 35 años. Los autobuses contaban con bocadillos y agua embotellada donados.

Juan Carlos Monroy, titular de una de las empresas de autobuses contratada, dijo que el viaje tomaría unas 18 horas y cuatro paradas tanto en el trayecto de ida como de vuelta, y esperaba que los autobuses estuvieran de regreso en Doral el lunes por la tarde.

Se esperaba que otros 10 autobuses salieran de Weston, West Palm Beach, Tampa, Orlando y Atlanta, y otros 850 venezolanos iban a volar a Nueva Orleans en cuatro aviones que despegarían de Miami, y uno desde Fort Lauderdale.

La rama en Miami de la coalición opositora, Mesa de la Unidad Democrática, la organización activista Votodondesea y varios empresarios venezolanos en el sur de Florida también ayudaron en la organización de la caravana.

Unos 1,400 venezolanos participaron en una caravana similar desde el sur de la Florida a Nueva Orleans para votar en la elección del 7 de octubre. Esta fue ganada por Chávez, quien controlaba gran parte de los medios de comunicación, el Consejo Electoral y el sistema judicial del país.

Pero ahora los opositores de Chávez, quien murió el 5 de marzo, ven una oportunidad de derrotar a Maduro y acabar con el “socialismo del siglo XXI” de Chávez, que ha puesto la economía en picada y empujado a decenas de miles de venezolanos a mudarse al sur de la Florida.

La miamense Leonor Johnson, 53, dijo que iba a votar a Nueva Orleans para que “nuestro país se arregle y que se caiga el comunismo”.

Nelis Rojas, quien nació en Cuba y vivió 33 años en Venezuela, dijo que no le importaba lo largo del viaje en bus que la esperaba.

“No importa. Para luchar por la liberación y la democracia, tenemos todo el tiempo”, declaró. “Con el corazón en la mano, y listos para reconquistar la libertad en Venezuela”.

Leave a Reply