Vicegobernadora de la Florida renuncia al cargo

JenniferCarroll031313Jennifer Carroll, vicegobernadora de la Florida, renunció a su cargo, anunció el miércoles por la mañana la oficina del gobernador Rick Scott.

Carroll fue interrogada el martes por el Departamento de Policía de la Florida (FDLE), el cual asiste en una pesquisa nacional sobre Allied Veterans of the World, una organización sin fines de lucro de la Florida que administra una cadena de cafés de internet.

Con anterioridad Carroll fue propietaria de una firma de relaciones públicas que representaba a Allied Veterans, y realizó trabajos para la compañía al mismo tiempo que trabajaba en la Cámara de Representantes de la Florida.

El gobernador Scott hablará con los medios de comunicación después de una conferencia de prensa prevista para el miércoles por la tarde sobre el asunto.

Adam Hollingsworth, jefe de despacho de Scott, dio a conocer la siguiente declaración:

“El martes fueron arrestadas varias personas acusadas de extorsión y lavado de dinero relacionados con compañías de juego ilícito pertenecientes a Allied Veterans of the Worlds. En el 2009 y el 2010, la vicegobernadora Jennifer Carroll trabajó como consultora para Allied Veterans siendo a su vez miembro de la Cámara de Representantes de la Florida. El martes la vicegobernadora habló con agentes de la FDLE sobre su trabajo en la compañía. La vicegobernadora renunció con el objetivo de que su antigua relación con la compañía no entorpeciera la importante labor de la administración a favor de las familias de la Florida. Tomó la decisión correcta por el estado y por su familia”.

La investigación sobre la cadena de cafés de internet está en manos de la Fiscalía General de Oklahoma. El martes, las autoridades en Oklahoma arrestaron al dueño de una firma de tecnología tras alegaciones de que ganó $290 millones vendiendo programas de computadora para juegos ilegales en la Florida y decir que los ingresos de los juegos beneficiarían a un grupo de veteranos.

Chase Egan Burns, de 37 años, se entregó a la policía de Oklahoma acusado de ser fugitivo de la Florida, donde enfrenta varios cargos, entre ellos extorsión y conspiración, según una acusación formal que presentó la oficina de Scott Pruitt, fiscal general de Oklahoma. La esposa de Burns también fue arrestada

En documentos judiciales se alega que Burns y otros dueños de unidades de juego que él suministró argumentaron que el dinero de los juegos sería donado a Allied Veterans. Sin embargo, las autoridades dijeron que el grupo de veteranos recibió menos del 1% de las ganancias.

Los fiscales afirmaron que Burns ganó más de $290 millones mediante los programas de computadora y unidades.

Su esposa, Kristin Burns, de 38 años, fue arrestada el lunes por la noche, acusada también de ser fugitiva de la Florida, donde enfrenta cargos de extorsión, conspiración y lavado de dinero, de acuerdo con la oficina de la Fiscalía.

Documentos de la corte y la cárcel indican que Chase Burns salió el martes en libertad tras depositar una fianza de $500,000 y su esposa una fianza de $100,000. Ambos tuvieron que entregar sus pasaportes y deberán usar un rastreador electrónico.

Chase Burns es propietario de International Internet Technologies en Anadarko, a unas 60 millas al suroeste de Oklahoma City.

Heather Smith, portavoz de la policía del Condado Seminole, no respondió ninguna pregunta sobre la investigación, y dijo que la agencia no ha dado a conocer ninguna información sobre el caso.

Un número telefónico a nombre de Allied Veterans en St. Augustine, Florida, está desconectado. El martes por la tarde, la Associated Press envió varios correos electrónicos a una dirección que aparece como el portal del grupo, pero no fueron respondidos.

Además de los cargos de extorsión y conspiración, Chase Burns enfrenta diversos cargos por la venta o posesión de máquinas de juego, administrar un juego de lotería, tener una casa de juegos y lavado de dinero, según la acusación formal que present la oficina de Pruitt.

 

Leave a Reply